Tiempo de lectura: 3 minutos

Bien reza el dicho que “una manzana al día mantiene al doctor alejado”.

Y es que este fruto, que en la Biblia provocó el pecado capital entre Adán y Eva, contiene grandes propiedades para la salud en general, incluyendo la del corazón.¿Sabes qué otros alimentos ayudan a prevenir los males coronarios y cardiovasculares?En este mes, dedicado a la salud del corazón, nos entrevistamos con la nutricionista Claudia González, autora del libro “Gordito no significa estar saludable”, para conocer algunos de ellos.Aquí cinco súper buenos para incluir en tu dieta si es que deseas prevenir los males coronarios

Tomate

Este fruto es una fuente de vitamina A y C, potasio, fibra y licopeno, que en conjunto ayudan a prevenir las enfermedades coronarias.

“Para aprovechar al máximo este beneficio, se recomienda cocinar el tomate para incrementar los niveles de licopeno, que es uno de los componentes que más combate las enfermedades coronarias”, detalla la nutricionista.

Yogur

Trucos para añadir kéfir a tu alimentación saludable

Varias investigaciones han encontrado que el yogur, al igual que las uvas pasas, ayuda a mantener la salud óptima de las encías, algo que a la vez favorece a la salud del corazón debido a que las personas que padecen enfermedades periodontales —moderadas o severas— son más propensas a sufrir enfermedades cardíacas en comparación con quienes tienen encías saludables.

“El yogur puede ser de cualquier tipo, pero bajo en grasas y con probióticos (microorganismos vivos, como los bacilos bulgaros —llamados asimismo kéfir, kephir, milkkefir, lactobacilos búlgaros—, que tienen muchos beneficios para la salud”, dice la nutricionista. “Las uvas pasas, por su parte, contienen antioxidantes que ayudan a evitar la inflamación de las encías al ayudar a combatir la placa bacteriana”.

Frijoles

Los frijoles, de cualquier tipo, están repletos de nutrientes buenos para el corazón —tales como todas las vitaminas del complejo B, el ácido folato, el magnesio y la fibra— que ayudan a regular los niveles del colesterol y de la glucosa en la sangre.

“Un estudio, publicado en el Nutricional Journal, encontró que cuando se come ½ taza de frijoles pintos al día, se ayuda a reducir el colesterol malo, ya que éstos, al igual que los negros, contienen fibra soluble, que es la que ayuda a reducir el colesterol”.

Salmón

Estudios han demostrado que por ser una potente fuente de ácidos grasos omega 3, el salmón puede ayuda a evitar la inflamación de los vasos sanguíneos y el riesgo de formación de coágulos de sangre.

“Este pescado puede ayudar a reducir los triglicéridos en la sangre, a evitar la arritmia [palpitaciones irregulares del corazón] y la presión arterial que afectan la salud del corazón”, explica González.

Para un corazón saludable, se recomienda consumir pescados ricos en omega 3 (como también lo son el atún y las sardinas) dos veces a la semana.

Granos integrales

Se sabe que los granos integrales —como la avena, el trigo, la cebada, el arroz sin refinar, el centeno, las palomitas de maíz y las harinas integrales— ayudan a prevenir los riesgos de enfermedades al corazón y los infartos, por su alto contenido de fibra, proteínas, vitaminas, minerales y algunos antioxidantes.

“Estudios han demostrado que la fibra reduce el riesgo de las enfermedades coronarias, ya que tienen los llamados fitoestrógenos y fitoesteroles [que contribuyen a mejorar el nivel sanguíneo de colesterol cuando se consumen diariamente]”, especifica González.

Y para lograr su beneficio de contribuir en la reducción del colesterol malo (LDL), culpable del bloqueo de las arterias (arterioesclerosis), González recomienda un consumo entre 25 y 35 gramos de fibra al día.

Fuente: El Diario (www.eldiariony.com)

Te recomendamos nuestros mejores nódulos de kéfir