Tiempo de lectura: < 1 minuto.

El Kéfir es un alimento parecido al yogur, que se consume desde hace miles de años y aporta muchos beneficios.

Ingredientes

  • 200g de Kéfir de leche.
  • 180g de azúcar.
  • 200g de harina.
  • 4 huevos.
  • 90 ml de aceite de girasol.
  • 50g de almendras molidas.
  • 1 cucharadita de polvo para hornear.
  • Ralladura de un limón.

Preparación del bizcocho

  1. Comienza por precalentar el horno a 180º.
  2. En un tazón grande, monta las claras a punto de nieve con la mitad del azúcar (hasta que formen picos).
  3. Aparte, bate las yemas con el resto del azúcar y la ralladura de limón, hasta que esponjen.
  4. Añade el aceite y la almendra molida a la mezcla de las yemas.
  5. Tamiza el harina con el polvo para hornear y agrégalo a las yemas, incorporando bien pero sin batir demasiado.
  6. Incorpora también el Kéfir de leche.
  7. Por último, incorpora las claras con ayuda de una espátula, haciendo movimientos envolventes y cuidando que no se bajen.
  8. Finalmente, vierte la mezcla en un molde para bizcocho cubierto con papel encerado y hornea a 180º por treinta minutos.
Fuente: Rebanando (www.rebanando.com)

Te recomendamos nuestros nódulos de kéfir