Tiempo de lectura: 1 minuto.

¿A qué un bizcocho nunca viene mal? Pues hoy os traemos uno con el que podrás usar tu kéfir de leche casero: Bizcochuelo esponjoso con manzanas caramelizadas:

Ingredientes (para 8 porciones)

  • 240 g harina.
  • 300 g azúcar.
  • 2 manzanas.
  • 16 g levadura en polvo.
  • 125 g kéfir.
  • 1 pizca sal.
  • 1 cda canela.
  • 70 ml aceite de maíz (u otro de semillas).
  • 50 ml agua.
  • 3 huevos .
  • 1 gotas extracto de vainilla.

Instrucciones

  1. Comenzamos preparando el caramelo y para ello, en una cazo ponemos 100 g de azúcar y los 50 ml de agua. Llevamos al fuego y dejamos hasta que el caramelo tome un color bonito.
  2. Encamisamos un molde, pelamos las manzanas y las cortamos en gajos muy finos que repartimos por todo el molde.
  3. A continuación, repartimos el caramelo sobre las manzanas y reservamos.
  4. Por otro lado, en un cuenco mezclamos la harina, con los 200 gr de azúcar, la levadura, 1 pizca de sal y la canela. Reservamos.
  5. En otro cuenco ponemos los huevos con el kefir.
  6. Añadimos el aceite y mezclamos bien hasta obtener una mezcla homogénea.
  7. Volcamos la mezcla líquida sobre la mezcla de sólidos y mezclamos bien hasta conseguir una masa lisa y sin grumos.
  8. Por último, volcamos la masa sobre las manzanas caramelizadas y llevamos al horno, precalentado a 180º, durante unos 40 minutos.
  9. Pasado este tiempo, comprobamos con una aguja que el bizcocho está bien cocido, retiramos del horno y desmoldamos. Dejamos enfriar por completo antes de consumir.
Fuente: Ecoportal (www.ecoportal.net)

Te recomendamos nuestros nódulos de kéfir