Tiempo de lectura: < 1 minuto.

Hoy te sorprendemos con una receta saludable y muy original: Brownies de avena fermentada con kéfir.

Ingredientes:

  • 2 tazas de avena arrollada (entera, fina o gruesa da igual).
  • 2 cdas de harina de centeno o de trigo integral.
  • Para fermentar: chorrito de kéfir de leche.
  • 1 y 1/2 taza de agua.
  • 1/2 taza de cacao amargo.
  • 1/2 taza de aceite de coco o manteca (con otros aceites vegetales sale bien también, pero cambia la textura).
  • 1/2 taza de azúcar mascabo o el endulzante que les guste.
  • 2 huevos (si reemplazan por chilinaza cambia bastante la textura, pero sale).
  • 1 cdta de bicarbonato.
  • pizca de sal.
  • Opcionales: 50 g de chocolate picado; extracto de vainilla; pasas, nueces o avellanas, rodajas de banana, etc.

Preparación

  1. Hidratar la avena y la harina juntas con el agua y el kéfir de leche. Tapar con repasador y dejar reposar 12 o hasta 24 horas.
  2. Al día siguiente agregar todos los ingredientes a excepción de los opcionales e integrar con espátula, licuar o mixear.
  3. Llevar a una placa aceitada o enmantecada al horno precalentado a 180° por 30 a 45 minutos. Es muy importante no pasarse: aún antes de quemarse se pueden secar y quedar ricos, como un bizcochuelo, pero no tan húmedos y cremosos como esperamos de un brownie.
  4. Para lograr un acabado crocante, esa capita finita que se quiebra en la superficie, el único método efectivo es una capita de azúcar espolvoreada sobre la masa ya en la placa. Yo suelo hacerlo: me permite incluso reducir la cantidad de azúcar en la masa gracias al dulzor que se siente al morder cada bocado. Pero siéntanse libres de elegir agregarlo o no.
Fuente: Río Negro (www.rionegro.com.ar)

Te recomendamos nuestros nódulos de kéfir