Tiempo de lectura: 1 minuto

Especificaciones

  • Raciones: 4
  • Preparación: 15 min.

Ingredientes

  • 250 g de zanahorias
  • 75 g de arándanos secos
  • 75 g de nueces peladas
  • 2 cucharaditas de semillas de sésamo
  • 75 ml de kéfir cremoso
  • 2 dientes de ajo
  • 1 naranja mediana, su zumo y la ralladura
  • 10 ml de aceite de oliva virgen y sal marina

Preparación

  1. Se rehidratan los arándanos en remojo en agua tibia media hora. Mientras, se pelan las zanahorias y, con un pelador de patatas, se cortan en forma de cintas.
  2. En boles individuales se colocan estas cintas junto con las nueces, los arándanos escurridos y el sésamo.
  3. Para elaborar la salsa, se añaden al vaso de la batidora el kéfir, el aceite, el ajo y sal. Se espera a que aceite y lácteo se separen y se bate, subiendo despacio el brazo de la batidora desde abajo hasta que ligue. Se mezcla con el zumo de naranja y se adorna con la ralladura.
Fuente: Cuerpo Mente (www.cuerpomente.com)

Te recomendamos nuestros mejores nódulos de kéfir