Tiempo de lectura: 2 minutos

El kéfir es una deliciosa bebida de leche cultivada, similar al yogurt, que ha sido utilizada por siglos en Rusia, Europa del este, el Medio Oriente y algunas partes de Asia. La mayoría del mundo occidental está comenzando a descubrir los beneficios de esta sorprendente bebida.

La mayoría de las recetas utilizan la leche de cabra o de vaca como base para que los cultivos de kéfir se fermenten. La leche de coco funciona como una alternativa para las personas que son sensibles a los lácteos y los vegetarianos.

Al igual que el yogurt y otros alimentos probióticos, el kéfir necesita un cultivo inicial. Entre un lote y el siguiente pueden existir diferencias considerables debido a que cada cultivo es un ecosistema viviente único y reacciona de forma diferente a los distintos factores.

En el caso del kéfir, los cultivos nuevos son iniciados utilizando granos de kéfir fermentados preparados especialmente. Estos “granos” son una mezcla de levadura y acumulación de bacteria de los restos de azúcar, proteína y grasa de lo que era el grano de cereal. Esta combinación no suena nada apetecible, especialmente en los hogares donde no existe la costumbre de la fermentación, pero es más fuerte y más fácil de trabajar que la mayoría de los cultivos iniciales del yogurt.

Preparando Kéfir de Leche de Coco Orgánico en Casa

Ingredientes:

  • 1 Jarra de 1 Cuarto (Cristal)
  • 1 Cuchara de Madera para Mezclar
  • 1 Cuarto de Leche de Coco Orgánica sin diluir y sin azúcar
  • 2 Cucharadas de Granos de Kéfir orgánicos vivos (disponibles en internet)

Instrucciones:

Cómo Hacer Kéfir de Leche de Coco OrgánicoDespués de limpiar y secar la jarra de cristal, agregue los granos de kéfir y llene la jarra con leche de coco fresco. Mezcle lentamente con la cuchara de madera. Cubra la jarra con un pedazo de tela o papel toalla. Déjelo reposar y sea paciente. (Por lo general se demora entre 12 a 36 horas para que el cultivo de kéfir se desarrolle.)

Después de las primeras 12 horas, comience a chequear la jarra cada unas horas. La leche de coco se comenzará a poner más espesa a medida que los granos de kéfir actúan. Usted puede dejar los granos por más tiempo para obtener un kéfir más espeso y agrio, pero tenga cuidado y no sea exagerado.

Quite cuidadosamente todos los granos de su nuevo kéfir de leche de coco y coloque la leche en el refrigerador. No se sorprenda si a medida que se enfría se hace más espeso. Bébalo frío o déjelo calentarse hasta temperatura ambiente si es que prefiere beberlo de la forma tradicional.

Almacenando los Granos de Kéfir Para Utilizarlos en el Futuro:

Una de los mejores beneficios de hacer su propio kéfir en casa es la sostenibilidad. Una vez que usted comienza es fácil continuar haciendo kéfir fresco cuando usted desee. Simplemente guarde los granos restantes y una pequeña cantidad de leche tapados en el refrigerador hasta que usted desee hacer otro lote.

-Dr. Edward F. Group III, DC, ND, DACBN, DABFM

Fuente: Global Healing Center (www.globalhealingcenter.net)

Te recomendamos nuestros mejores nódulos de kéfir