Tiempo de lectura: 2 minutos

Comer de forma más saludable no es tan difícil como piensas. Te damos tres consejos salidos del consultorio del nutriólogo que te ayudarán a alimentarte de mejor manera sin demasiado esfuerzo.

La dieta! Otra vez ese tema que amamos y odiamos. Las hay para bajar de peso, para mejorar la digestión, para sentirnos con mayor energía y prácticamente para cualquier necesidad. ¿Tú para qué quieres hacer una dieta?

El nutriólogo te diría que el objetivo principal para cambiar tu régimen alimenticio tendría que ser el deseo de sentirte mejor. Si esa es tu genuina intención, ahora te vamos a dar 3 consejos para mejorar tu alimentación diaria de forma sencilla y práctica.

1. Consume súper alimentos

Quinoa, kefir, chía y acelga suiza son algunos de los productos que la nutrióloga Lisa Lillien nos aconseja consumir. La quinoa, por ejemplo, es libre de gluten y contiene una cantidad importante de aminoácidos y antioxidantes que le harán mucho bien a tu cuerpo.

El kefir, por su parte, es una magnífica fuente de probióticos, calcio y proteínas. En el caso de la chía, esta pequeña semilla (una vez humedecida) puede proveerte de proteínas y fibra que harán que te sientas satisfecha de inmediato y mejorarán tu digestión.

Finalmente, la acelga suiza contiene cantidades importantes de vitamina K, A y C, además de ser una buena fuente de hierro.

2. Ahorra calorías sin darte cuenta

La nutrióloga Lisa Lillien también nos sugiere cambiar pequeños hábitos mientras cocinamos y cuando comemos, que nos permitirán ahorrar bastante calorías sin darnos cuenta, por ejemplo:

  • Sustituye el aceite convencional por aceite en spray.
  • Cuando te dé antojo de beber un refresco, toma agua mineral con jugo de limón.
  • Come sólo la clara del huevo, ahí están todas las proteínas y casi nada de la grasa.
  • Bebe leche de almendras en lugar de leche de vaca, tiene menos calorías y un sabor delicioso.
  • Elimina la mayonesa de tu dieta, reemplázala con mostaza o yogur griego para ahorrar calorías y grasa en tu cuerpo.

3. Realiza buenas compras en el supermercado

Este último consejo viene de la nutrióloga Malia Frey, quien nos dice que es fundamental elegir bien al hacer nuestras compras en el supermercado, para no llevar a casa tentaciones innecesarias. En ese sentido, la doctora recomienda:

  • No comprar comida después de hacer ejercicio, ya que la sensación de “merecer” una recompensa por tu esfuerzo, puede llevarte a comprar y comer alimentos de los que después te arrepentirás.
  • Siempre que vayas a comprar comida, no olvides llevar una lista muy bien pensada y no te salgas de lo que está escrito en ella.
  • No lleves a tus hijos al supermercado. A veces es difícil dejarlos en casa mientras sales de compras, pero es todavía más difícil negarte a comprar sus antojos y no caer en la tentación de comerlos también.

Esperamos que estos tres consejos de los nutriólogos te sean de mucha utilidad y los pongas en práctica a partir de este día. Te deseamos el mejor de los éxitos en tu objetivo de tener una dieta más saludable. Sé constante ¡y lo lograrás!

Fuente: Vida y Estilo (http://vidayestilo.terra.es)

Te recomendamos nuestros mejores nódulos de kéfir