Tiempo de lectura: 1 minuto

En Cataluña tenemos un postre típico llamado “Mel y mató“, (Miel y requesón), es un postre muy sencillo pero que está delicioso, y es tan fácil como poner en un platito de postre una ración de requesón y bañarlo con un buen chorro de miel, tan sólo con mezclar estos dos ingredientes obtenemos una delicia de postre.

La crema que os traigo hoy está basada en ese postre, de hecho es ese postre hecho crema, y con el añadido del kéfir, (si todavía no conoces el kéfir, Aquí encontraras toda la información sobre él), perfectamente se puede sustituir el kéfir por yogur en caso de que no tengáis kéfir, pero yo os aconsejo que si podéis escoger entre el kéfir y el yogur, siempre escojáis el kéfir, ganaréis en beneficios nutricionalmente hablando.

Ingredientes

  • 500 gramos mató (requesón en castellano).
  • 250 gramos Kéfir de leche.
  • Miel (a vuestro gusto).

Preparación

  1. Ponemos el requesón en un bol, y con unas varillas eléctricas, lo batiremos durante unos 5 minutos hasta hacer una crema.
  2. Será el momento de añadir miel a nuestro gusto, como nos guste de dulce, pero sin pasarnos ya que lo adornaremos con miel a la hora de servir, así que mejor quedarnos un poco cortos. Seguiremos batiendo un par de minutos más hasta conseguir que la miel se integre bien en la crema.
  3. Añadimos el kéfir, y seguimos batiendo un par de minutos más, pasados los dos minutos probamos y rectificamos de miel si fuera necesario. Y ya lo tenemos, no puede ser más fácil!, rellenamos los vasitos con la crema y metemos en la nevera para que repose. Al momento de servirlo, adornaremos con un círculo de miel, por encima de la crema.
Fuente: Cookpad (https://cookpad.com)

Te recomendamos nuestros nódulos de kéfir