Tiempo de lectura: 3 minutos

Te contamos qué alimentos tienes que evitar y cuáles tienen que estar en tu lista de la compra

Siempre hemos oído que la cara es el reflejo del alma y si hablamos de nuestra piel, no hay duda de que esta es también en parte reflejo de nuestra dieta. Tal y como nos explica nuestra colaboradora Meritxell Martí, “para tener una piel limpia y sin imperfecciones, es importante descansar, pero igualmente importante es la dieta, lo que comemos. De hecho, si queremos una piel radiante es imprescindible tener digestiones correctas”. Al conocer cómo funciona el sistema digestivo parece clara la relación entre él y la piel, pues es donde se absorben los nutrientes de los alimentos y a través del cual se eliminan las toxinas de nuestra dieta. Si el sistema digestivo no funciona bien, tendremos carencias alimentarias y estaremos cargados de toxinas. ¿Qué ocurre entonces? “Pueden aparecer eczemas, irritaciones, enrojecimientos y piel sin brillo, y además pueden empeorar posibles problemas como pueden ser el acné o la rosácea”. Por eso, es importante incluir en la cesta de la compra alimentos que cuiden la piel desde el interior.

Dile NO a…

  • Una dieta rica en alimentos procesados, sobre todo de origen industrial.
  • Una dieta demasiado rica en azúcares refinados.
  • Alimentos que sabemos expresamente que nos son difíciles de digerir por intolerancias o alergias, como pueden ser los lácteos o el gluten, que van a provocar inflamación intestinal.
  • Un consumo excesivo de alcohol.
  • Un alto contenido de proteínas derivadas de carnes rojas que son altamente acidificantes.
  • Hábitos insanos como puede ser no dormir, falta de ejercicio o el tabaquismo.

Dile SÍ a…

  • Una dieta alcalina, en la que se pueden incluir probióticos, que ayudarán a a mejorar el sistema inmunitario. Para ello se puede tomar Kombucha o Kefir.
  • Añadir alimentos basificantes como puede ser el limón, el vinagre de manzana, el té verde o la leche de almendras. Los alimentos mas basificantes son los vegetales de hojas verdes, como pueden ser las coles o espinacas o los germinados.
  • Añadir enzimas digestivas, bien mediante la ingesta de alimentos ricos en ellas, como pueden ser la piña o la papaya, que ayudarán a que las digestiones sean mas rápidas y evitar así la inflamación de tubo digestivo.
  • Aumentar la ingesta de alimentos frescos, frutas -hay algunas que te ayudan de forma especial además a hidratar tu piel- y verduras que son ricos en prebióticos, por lo que ayudan a mejorar el sistema digestivo y son ricos en fibra que mejorará el tránsito intestinal y ayudará a su vez la eliminación de toxinas.
  • Optar por alimentos que específicamente van a mejorar la piel, como aquellos ricos en vitamina D, como pueden ser los huevos o el pescado azul.
  • Alimentos que reequilibren el sistema hormonal, ya que si este se desequilibra puede hacer aparecer acné y un exceso de secreción sebacea que va a dilatar el poro. En esos casos son buenos alimentos con Omega 6, vitamina E o Vitamina B 6, como pueden ser el aguacate o el mango.
  • Añadir alimentos ricos en antioxidantes que van a contrarrestar los radicales libres y el efecto dañino de estos en la piel, como pueden ser los frutos rojos y alimentos ricos en carotenos.

Así debe ser tu dieta para tener una piel sin imperfecciones

Algunos alimentos tabú

  • El chocolate no está demostrado específicamente que provoque la aparición de acné, pero sí cuando el chocolate es muy graso. No será entonces el propio chocolate sino la manteca que puede llevar y, en otros casos su alto contenido en azúcares. Por eso, es preferible el chocolate negro.
  • El chorizo es igualmente un alimento muy rico en grasas, en proteínas de origen animal y puede ser picante, lo que lo hace muy acidificante y de difícil digestión. Por eso es preferible evitarlo.
  • Picantes, los alimentos picantes no son beneficiosos en el problema de rosácea, ya que pueden provocar un brote porque aumenta la vasodilatación capilar de la piel.
Fuente: Hola (www.hola.com)

Te recomendamos nuestros mejores nódulos de kéfir