Tiempo de lectura: 5 minutos

El embarazo es una época maravillosa y natural en la vida de cualquier mujer, pero conlleva cambios físicos y emocionales que pueden sorprenderte, inquietarte o alarmarte.

¿Estás embarazada? Tranquila, una experta nos cuenta qué es lo que vas a sentir en cada etapa, qué puedes hacer para minimizar los pequeños malestares propios de tu estado y cuándo debes acudir al médico.

Aquí tienes una pequeña guía de síntomas, malestares y soluciones que hemos preparado con la ayuda de la doctora y directora del centro Shantivir, Virginia Ruipérez, experta en medicina naturista, fertilidad, gestación y crianza.

Náuseas y vómitos

No todas las mujeres las sufren, pero según Virginia Ruipérez, “son frecuentes durante las primeras semanas de gestación, siendo las primeras horas de la mañana el peor momento del día debido a la concentración de hormonas”.

La solución. Mantener el estómago lleno, ya que la sensación de náusea es mayor con el estómago vacío. La experta recomienda comer poco, con moderación, cantidades y porciones pequeñas, fraccionando las comidas y comiendo de forma frecuente. “Es mejor hacer 4 ó 5 pequeñas comidas a lo largo del día en lugar de tres comidas grandes”.

Evita. Los alimentos de difícil digestión, los alimentos grasos o fritos, los alimentos ácidos, muy condimentados o especiados. No tomes bebidas con gas, ni café, ni té.

Además. Descansa tanto como puedas durante el día y duerme todo lo que sea posible por la noche, pues la fatiga está relacionada con las náuseas.

Estreñimiento

Es otro mal común a las embarazadas, ya que, como señala la experta, “en el embarazo se pueden dificultar las evacuaciones intestinales como consecuencia del efecto de relajación de la progesterona”.

La solución. Una buena alimentación es lo más importante en su prevención y tratamiento. La experta recomienda “ingerir alimentos laxantes ricos en fibra, como verduras, hortalizas y fruta con piel, por lo que son preferibles las de cultivo ecológico”. También hay incluir en la dieta diaria cereales integrales y legumbres. Los fermentos lácticos como el yogur o el kéfir favorecen el tránsito intestinal al restablecer la flora. Bebe abundante agua, mejor fuera de las comidas y en ayunas.

Además. La experta recomienda hacer ejercicio moderado, ya que beneficia enormemente los movimientos del intestino.

Automasajes. Activan los intestinos desde el exterior. Por la mañana, cuando aún estés en la cama, Virginia Ruipérez te recomienda el siguiente masaje: de derecha a izquierda, en el sentido de las manecillas del reloj, y de abajo arriba, realiza movimientos fluidos, firmes y rotatorios.

Recomendaciones. Ve inmediatamente al aseo cuando tu cuerpo te lo pida, No lo dejes para más tarde, si te aguantas el estreñimiento empeora. En el baño, tómatelo con calma.

Las emociones durante el embarazo

“Durante el embarazo se producen importantes cambios emocionales, es un periodo que puede calificarse de torbellino emocional”, explica Virginia. “Se intensifican los sentimientos positivos y negativos, tanto la alegría como la risa, la paz, la tristeza o el miedo”. “Puede aparecer una mayor sensibilidad y emotividad, los sentimientos pueden estar a flor de piel”, añade. Pero, como explica esta experta, todas estas emociones son normales y debidos a los cambios hormonales propios del embarazo. “Si conoces esta labilidad emocional -manifestación alterada de las emociones sin que exista un problema psicológico- te será más fácil aceptar y vivir con todos estos cambios emocionales”, explica la experta. “Acéptalos tal y como son: tiempo variable con nubes y sol”.

Recomendaciones. Respecto a estas emociones, Virginia Ruipérez aconseja hablar de ellas y expresarlas. “Hay que saber también que, si estás cansada por tu actividad o por alteraciones del sueño, es más fácil que todo este torbellino emocional surja, por lo que es esencial descansar”, afirma. “Si puedes permitírtelo, lo ideal y lo recomendable es hacer una pausa laboral unos meses antes del nacimiento de tu bebé, para centrar tu atención en tu hijo”. “Si esto no es posible, seguro que puedes bajar el ritmo, trabajar menos horas, tener más tiempo libre para ti y tu bebé, y descansar”, recomienda.

Además. Según esta experta, “siempre te alegrarás de los momentos que te otorgues estando embarazada”. “El embarazo es una experiencia única plena de belleza, ¡disfrútala!

Problemas cardiovasculares, varices y hemorroides

Como te habrán contado otras mujeres que hayan sido madres y como nos confirma la experta, “estos procesos son muy frecuentes durante el embarazo, ya que la hormona progesterona hace que las paredes vasculares se relajen”. “Además, por los vasos sanguíneos circula más sangre de lo normal y es más fácil que se estanque, favoreciendo varices y hemorroides”, explica.

Recomendaciones. “Caminar es buenísimo, pero hacer ejercicio, aún más”, subraya Virginia. No permanezcas mucho tiempo de pie o sentada. Evita sentarte con las piernas cruzadas, ya que así se obstaculiza el reflujo de sangre. Procura caminar o moverte mientras estás trabajando. Haz movimientos circulares con los pies para activar la circulación.

Evita. La ropa, prendas íntimas, calcetines, medias o pantalones ajustado y apretados. Usa calzado cómodo y de tacón bajo, que facilita la circulación sanguínea al caminar.

Además. Un truco que nos cuenta Virginia es terminar la ducha con agua fría en las pantorrillas y las corvas, ya que el frío favorece la contracción de las paredes vasculares y estimula la circulación sanguínea. Cuando puedas, date masajes desde el tobillo hasta el muslo o, mejor, pídeselo a tu pareja. Pero que sean suaves, ya que de lo contrario se pueden dañar los vasos sanguíneos. Cuando te tumbes, hazlo con las nalgas encima de dos o tres mantas sobrias, que no se hundan, y poniendo las piernas en alto apoyadas en la pared.

Hemorroides. Para este problema tan típico del embarazo, que afecta a más de a mitad de las mujeres, “es muy efectiva la arcilla verde, mezclada con agua y con 1 gota de aceite esencial de menta”, dice la experta.

Cuidar la alimentación. Para la prevención y mejora de varices y hemorroides, Virginia Ruipérez recomienda tomar alimentos de color rojizo y morado como la uva, ciruela, arándano, fresa, remolacha, lombarda y rabanito, ya que nos aportan sustancias que fortalecen las venas y favorecen la circulación.

Sueño y descanso

Aunque en el primer trimestre se suele experimentar una gran sensación de sueño, según Virginia Ruipérez, “a lo largo del segundo y, sobre todo tercer trimestre, es frecuente que se duerma mal”. “Pueden aparecer modificaciones del ritmo: te duermes cuando te acuestas pero a las 2 ó 3 horas te despiertas de repente, sintiéndote incapaz de volver a dormir otra vez; incluso puedes estar más despierta y con más vitalidad que durante el día”.

Recomendaciones. Para mejorar la calidad de tu sueño, la experta te recomienda hacer cenas nutritivas y muy equilibradas, ya que la hipoglucemia favorece los trastornos del sueño. “Prepara platos en los que predominen los hidratos de carbono complejos -arroz, pasta o patatas-, cena en total tranquilidad, sin prisas y sin hacer otra actividad mientras tanto”. Haz la digestión sentada, no cenes tarde ni te acuestes con el estómago lleno. “Tras la cena mantén un ritmo pausado, haz cosas relajantes: disfruta de un libro de lectura fácil, una película agradable, música, un baño caliente o un masaje en la espalda”.

Además. ¡Haz aquello que te relaje! Esta es la recomendación de la experta: “practica la relajación y la meditación, cultiva una actitud relajada, eligiendo emociones y pensamientos placenteros y  alejándote de los problemas diarios”. “El ejercicio regular aeróbico, como pasear, nadar o el yoga, proporcionan bienestar y mejoran la calidad del sueño”, añade.

Psst. “Asegúrate que la habitación donde duermas tenga la temperatura adecuada, que no esté demasiado caldeada ni fría”, recomienda Virginia.

Tu embarazo mes a mes

Todos los pequeños males que te hemos contado son propios de a mayoría de las embarazadas, pero sí quieres saber qué síntomas, molestias y cambios físicos y psicológicos experimentarás cada mes, te recomendamos leer “Qué se puede esperar cuando se está esperando” (Heidi Murkokk y Sharon Mazel. Ed. Medici), la “biblia” de las embarazadas. Y si además quieres pasar un buen rato viendo a otras mujeres en tu msima situación. no te pierdas “Qué esperar cuando se está esperando”la película basada en el libro y protagonizada por Cameron Díaz, Jenifer López y Elisabeth Banks.

Fuente: Vida y Estilo (www.vidayestilo.terra.com.co)

Te recomendamos nuestros mejores nódulos de kéfir