La palabra de origen turca Keif significa “sentirse bien después de comer” y es la palabra de dónde proviene el nombre de kéfir.

« Back to Glossary Index