Tiempo de lectura: 2 minutos

Últimamente la cosa va de helados. Claro, estamos en verano y hace calor, y no me apetece nada encender el horno ( aunque pronto volveré a usarlo) por eso estoy haciendo helados con lo que tengo por casa.

DSC_0038

Como sabéis el otro día hice mermelada de ruibarbo y quería usarlo para algún postre, además de para untar en las tostadas, así que viendo que también tenía yogures y nos había sobrado kéfir que compramos el otro día, me dije, de esto tiene que salir un helado muy sanote, fresquito y sobretodo rico.

Por si no lo sabéis el kéfir ( cito textualmente de wikipedia) es un producto lácteo fermentado probiótico, originado en la región del Cáucaso.

Si lo queréis más sano aún, añadir stevia en vez de azúcar ( como hice yo con el primero) aunque claro, no está tan dulce y sabe algo más ácido, por lo que si no estáis muy acostumbrados al kéfir, os recomiendo que añadáis mejor el azúcar.

  • Tiempo: 5 minutes
  • Cocción 30 minutes
  • Votos: 0 estrellas – 0 votos

Ingredientes:

  • Kéfir de vaca – 250 gr
  • Yogur natural – 250 gr
  • Mermelada de ruibarbo – 5/6 cucharadas
  • Azúcar blanco – 200 gr

Preparación:

  • Mezclamos todos los ingredientes, el *kéfir, el yogur, la mermelada de ruibarbo y el azúcar hasta que quede bien homogéneo.
  • Lo metemos en la heladera, la cual ha debido estar 24 h antes en el congelador.
  • Lo dejamos unos 20/30 minutos hasta que veamos que está más consistente y cremoso.
  • Lo pasamos a un recipiente apto para congelador y lo dejamos media hora más por lo menos para consumirlo después.

El kéfir de vaca lo podéis encontrar aquí

Fuente: Lemon y Limón (www.lemonylimon.es)

Te recomendamos nuestros mejores nódulos de kéfir