Vasitos de kéfir con requesón y fresas

Tiempo de lectura: 2 minutos

Vasitos de kéfir con requesón y fresas

La salud se convierte en lo más importante cuando dejamos de tenerla y todo lo demás pasa a segundo plano porque es imposible disfrutar de las cosas buenas de la vida si no tienes el organismo funcionando a pleno rendimiento. Una alimentación adecuada es básica para ayudar a restablecerse y lo más importante es que está en nuestra mano.

Como te dije el último día el kéfir tiene muchas posibilidades en la cocina, además de beberte la leche kefirada que cada vez me gusta más y hoy empiezo por enseñarte un postre sanísimo y delicioso. El azúcar empleado lo puedes sustituir por edulcorante o lo que tengas por costumbre, y el requesón que he utilizado es 0% MG.

Vuelvo a recordarte que puedes hacerte con gránulos de kéfir en la web de Comprarkefir.com y que puedes ver cómo cuidar y mantener los gránulos en mi entrada anterior para que te duren toda la vida. Olvídate de comprar el kéfir en el súper (además de que te saldrá infinitamente más barato) y házlo en casa con todas las garantías probióticas porque merece la pena.

Vamos con el postre que se hace en un santiamén.

Vasitos de kéfir con requesón y fresas

Ingredientes:

  • 250 ml. de leche kefirada
  • 250 gr. de requesón
  • 4 cucharadas de azúcar o edulcorante en la proporción adecuada
  • 250 gr. de fresas
  • un chorrito de limón

Elaboración:

  1. En un cazo pequeño ponemos al fuego las fresas troceadas, 2 cucharadas de azúcar y un chorrito de limón y dejamos que se haga una especie de mermelada durante unos minutos (con 7-8 es suficiente) a fuego medio.
  2. Apartamos del fuego y cuando se enfríe ponemos dos cucharadas en el fondo de cada vasito. Me sobró un poquito y lo reservé para añadir al final.
  3.  Mezclamos el requesón con la leche kefirada y el resto del azúcar. A mi me parece suficiente azúcar pero puedes probarlo y añadir más si te parece poco dulce.
  4. Llenamos los vasitos con la mezcla de requesón y terminamos con una cucharadita de la mermelada de fresas en el centro. Llevamos a la nevera para que esté fresquito.

Nos vemos la semana próxima, mientras tanto a cuidarse!!

Fuente: Facilísimo (http://cocina.facilisimo.com)

Te recomendamos nuestros mejores nódulos de kéfir