Tiempo de lectura: 1 minuto

La kombucha es una de las bebidas exóticas de moda. Se trata de un té azucarado que se obtiene tras la fermentación de una colonia microbiana que se conoce comúnmente como “hongo de la inmortalidad”. Así, ha adquirido cierta fama como jugo curativo, aunque realmente no existe una fuerte base científica real que apoye la mayoría de beneficios que se le atribuyen.

Esta bebida presenta un sabor ácido aunque disimulado con tonos dulces. Además, al tratarse de un producto fermentado posee alcohol etílico, aunque en pequeñas cantidades. Asimismo, los expertos en alimentación piden precaución con este tipo de alimentos, ya que al tratarse de hongos pueden presentar contaminaciones, esto supone una contraindicación para personas con un sistema inmunológico débil.

Valor nutricional de la Kombucha (por cada 100 gramos):

  • Calorías: 12 kcal
  • Proteínas: 0,3 g
  • Grasas: 1,5 g
  • Hidratos de carbono: 2,5 g

Propiedades de la Kombucha

A pesar de los numerosos beneficios que se le atribuyen, no hay una base amplia que acredite las bondades de la kombucha. No obstante, lo que sí es seguro es que se trata de una bebida compuesta mayoritariamente por agua, por lo que una de sus grandes propiedades es la hidratación que genera en nuestro cuerpo.

Asimismo, presenta antioxidantes que ayudan a retrasar los signos de envejecimiento, al tiempo que los microorganismos que presenta ayudan a digerir mejor los alimentos.

Al tratarse de un té contiene cafeína, que estimula el sistema nervioso central y nos ayuda a mantenernos activos.

Fuente: La Vanguardia (www.lavanguardia.com)

Te recomendamos nuestros nódulos de kéfir