Tiempo de lectura: < 1 minuto.

A partir de unas magdalenas de arándanos y piñones, también llamadas ‘cupcakes’, vamos a crear unos fantasmas, ideales para la noche de Halloween. Simularemos la sábana con mazapán para moldear y le pintaremos los ojos y la boca con colorante alimentario. Son de lo más vistosos ¡y están riquísimos!

Ingredientes

  • 60 g de Piñones.
  • 250 g de Harina.
  • 2 cc de Levadura en polvo.
  • 0.25 cc de Soda.
  • 1 de Sal.
  • 2 ud de Huevos.
  • 150 g de Azúcar.
  • 125 g de Mantequilla derretida y enfriada.
  • 250 ml de Kéfir.
  • 125 g de Arándanos.
  • 1 de Mazapán para moldear.
  • Colorante alimentario rojo y verde para decorar.
  • Azúcar glas para espolvorear.

Preparación

  1. En un tazón vierte la harina con la levadura, la soda y sal, en un segundo tazón, mezcla los huevos, el azúcar, la mantequilla y el kéfir.
  2. Agrega la mezcla de harina y los piñones, creando una masa uniforme, y añade los arándanos.
  3. Vierte la masa en unos moldes de papel o silicona para magdalenas, hornea a 175ºC durante aproximadamente 35 minutos y deja enfriar.
  4. Corta 12 círculos con una herramienta de timbal o la boca de un vaso de sidra, de la masa de mazapán que previamente habremos trabajado con un rodillo.
  5. Con otro trozo de mazapán haremos 12 bolitas para simular las cabezas de los fantasmas.
  6. Forma los fantasmas como se ve en la imagen usando las bolas como cabezas bajo las sábanas.
  7. Decora con los colorantes rojo y verde formando los ojos y la boca.
  8. Espolvorea los fantasmas con un poco de azúcar en polvo.
Fuente: Hola (www.hola.com)

Te recomendamos nuestros nódulos de kéfir