Tiempo de lectura: 2 minutos.

A pesar de que todos saben que antes de entrenar no es bueno comer demasiado, existe una lista de alimentos que no es recomendable consumir previamente a la actividad física. Las contraindicaciones van desde las náuseas hasta los vómitos. Enterate cuáles son y cambialos por otros.

Yogur: el consumo de productos lácteos antes de un entrenamiento puede terminar en dolor de estómago, náuseas o vómitos. Si te tienta mucho, en lugar de yogur podés consumir kéfir, un producto lácteo fermentado mediante hongos y bacterias que, si bien no es tan fácil de conseguir, seguro que en tu dietética amiga vas a poder encontrar.

Comidas con legumbres: las legumbres pueden causar hinchazón y dolor abdominal. En circunstancias normales no te van a hacer daño, pero durante la actividad física pueden hacerte sentir muy mal. Elegí otro momento del día para consumirlas.

Los huevos, cocidos de cualquier forma: el huevo es una excelente fuente de proteína que tu cuerpo necesita después del entrenamiento. Pero comer huevos revueltos o en tortilla antes de hacer ejercicio te va a hacer sentir pesadez. La proteína se digiere en un tiempo más prolongado, por eso los hidratos de carbono son ideales para la previa de la actividad.

Nueces: aunque los frutos secos son ricos y saludables, también son difíciles de digerir. Si consumís demasiadas frutas secas antes de entrenar, te pueden causar dolor abdominal durante el ejercicio.

Aguacate: la grasa en la palta, aunque es muy saludable, tarda mucho tiempo en ser digerida por el cuerpo. Si en el momento del ejercicio sentís pesadez, eliminala de tu dieta pre entrenamiento.

Si bien estos son los alimentos más básicos para tener en cuenta, es muy importante que prestes atención a tu cuerpo para saber cuáles son las comidas y los productos que no te sientan bien.

Fuente: Contexto Tucumán (www.contextotucuman.com)

Te recomendamos nuestros mejores nódulos de kéfir