Tiempo de lectura: 2 minutos.

Sí, la comida también ayuda a reducir el estrés y la ansiedad. Toma nota de como debes alimentarte para controlar estos síntomas.

A veces no nos damos cuenta de que estamos comiendo con ansiedad o rabia, y eso es muy perjudicial para nuestro metabolismo. Estos consejos te ayudarán a controlar la ansiedad. Toma nota.

1. Come para equilibrar tu nivel de azúcar en sangre

Cuando comes algo dulce o rico en almidón el cuerpo se pone a trabajar para hacer desaparecer el azúcar del torrente sanguíneo. La caída brusca del azúcar en la sangre provoca que la liberación de adrenalina, una hormona que entre otras cosas ayuda a restablecer los niveles normales de azúcar en la sangre, pero que también crea un estado de alerta, una falsa situación de estrés, como si estuvieras en una situación de peligro.

Las fluctuaciones del azúcar en la sangre son un factor clave en la ansiedad crónica. En lugar de comer carbohidratos refinados , como el pan blanco, la pasta o los cereales, es mejor buscar alimentos integrales y ricos en fibra como las frutas y los vegetales. La fibra ayudará a que la liberación de azúcar se más estable.

Cómo comer para reducir la ansiedad

2. Vigila el consumo de cafeína

La propensión a la ansiedad reduce la habilidad para metabolizar la cafeína, lo que significa que sus efectos sobre el organismo se mantendrán durante más tiempo. La cafeína en altas dosis puede hacer que una persona se sienta nerviosa e irritable, en lugar de simplemente alerta o más despierta. Incluso puede provocar taquicardias. La respuesta al café varía mucho entre las personas. Los expertos recomiendan escuchar y observar las reacciones del cuerpo a partir del primer café del día y marcar los límites.

3. Aumentar el consumo de magnesio

El magnesio es el responsable principal de la estimulación de los neurotransmisores que envían información al cerebro y regulan la respuesta al estrés. Cuando los niveles de magnesio están bajos se produce ansiedad y se reduce la tolerancia al estrés. Las verduras de hoja verde, las semillas de sésamo y de calabaza son magníficas fuentes de magnesio.

4. Cultiva la flora de tu intestino

Cómo comer para reducir la ansiedad

El estado de tu intestino afecta significativamente tu estado de ánimo, cuando la flora intestinal está equilibrada te sientes ligera, exitosa, bendecida … Para conseguir que ese estado sea duradero y no se vea afectado por sentimientos de ansiedad los expertos sugieren consumir una combinación de alimentos fermentados y frescos. Comer una variedad de frutas y verduras de colores brillantes es una buena manera de proveer combustible a las bacterias buenas del intestino.

El kefir y el kimchi son fuentes naturales de estas bacterias. Cuando se comen con regularidad pueden ayudar a neutralizar las bacterias que tienen un efecto indeseado sobre el organismo.

5. Estimula la vitamina B

Los estudios muestran que elevando la vitamina B6 se reducen los síntomas de ansiedad. Aunque la combinación más eficiente son los suplementos que contienen vitaminas B1, B2 y B3, se recomienda, además hacer una selección de alimentos que son una fuente natural de viatmina B, como los huevos, los lacteos y algunos vegetales como el broccoli y los guisantes. Anímate a comerlos a diario.

Fuente: Mujer Hoy (https://www.mujerhoy.com)

Te recomendamos nuestros nódulos de kéfir