Cinco platos típicos que hay que probar en Rusia

Tiempo de lectura: 3 minutos

Cinco platos típicos que hay que probar en Rusia

La gastronomía rusa no es tan conocida como la de otros países, pero tiene una gran variedad y permite disfrutar de una cocina contundente y calórica

La cocina rusa se caracteriza por varias cosas. Una es por su consistencia, debida al duro clima que tienen que soportar en el invierno. Las sopas son una de las opciones más populares, ya que son platos calientes, a los que se pueden añadir muchos ingredientes y crear recetas contundentes para soportar las bajas temperaturas. Pero además hay una gran variedad de platos, que no se conocen demasiado aquí y que pueden ser una buena opción para disfrutar durante la visita a este gran país. Veamos cinco de estas propuestas.

Ensalada Olivier

En Rusia no vamos a encontrar ensaladilla rusa, tal y como la conocemos nosotros, pero sí algo similar. Se trata de la ensaladilla Olivier, que tiene como ingredientes patatas, zanahoria, pollo, guisantes, pepinos, huevos y mayonesa. Algo que, como ves, no se diferencia demasiado de nuestra apreciada versión de ella. Se dice que la creó un cocinero belga que fue a vivir a Rusia y que se llamaba Lucien Olivier Guillerminav. Se toma también en invierno y es uno de los platos preferidos por los rusos para el día de Año Nuevo. En este caso se añade carne picada de pollo y otros ingredientes algo más contundentes. Hay que probarla y así podrás decir que has probado la auténtica ensaladilla rusa.

Caviar ruso (de salmón o negro)

El caviar es un producto típico de Rusia y además, una delicia que hay que disfrutar en condiciones. Eso sí, hay que diferenciar el caviar de salmón del caviar negro. La diferencia de sabor es grande, pero el precio también. Mientras que el primero es bastante asequible, el segundo tiene un precio prohibitivo. Se sirve frío, en una tarrina de cristal honda, preferiblemente rodeada con hielo. Se pone sobre tostadas de pan blanco con mantequilla y algunos aderezos como el cebollino. Y, por supuesto, tomarlo con vodka.

Cinco platos típicos que hay que probar en Rusia

Borsch

Esta sopa es la más tradicional de Rusia y utiliza como ingrediente principal la remolacha. A parte de este producto, que es muy popular en Rusia, se pueden añadir otros ingredientes. Se trata de una sopa caliente que también tiene su versión fría. En el caso de la versión caliente se le añade judías, patata, cebolla y otras cosas, y en ocasiones se le añade carne, que lo convierte en algo más contundente.

Shashlik

El shashlik es una brocheta con carne marinada, que se prepara con especias y se ensarta en las varillas tras un proceso de marinado que suele durar unas seis horas. Por cada kilo de carne se utiliza un kilo de tomates y un kilo de cebollas, aproximadamente, y el marinado se realiza con cerveza, vinagre o kefir.

Cinco platos típicos que hay que probar en Rusia

Pelmeni

Este es uno de los platos más típicos de la gastronomía rusa. Son bolas de pasta que rodean una bola de carne picada de cerdo, buey o cordero. La receta tradicional de los Urales requiere un 45% de carne de vaca, un 35% de cordero y un 20% de cerdo. Se utiliza en el relleno trozos de ajo, cebolla y pimienta, que ayudan a condimentar la carne. Es muy típico y se considera la “comida de los trabajadores“, por su alto aporte calórico y sencillez.

Fuente: Por Conocer (www.porconocer.com)

Te recomendamos nuestros mejores nódulos de kéfir