Tiempo de lectura: 3 minutos

La piel es nuestro órgano más extenso y además de hacer parte de nuestra belleza física, también cumple una función muy importante en nuestra salud. Día tras día nuestra piel está expuesta a una gran cantidad de factores que la pueden alterar provocándole problemas como el acné, la rosácea, las manchas, eczema, psoriasis o dermatitis, entre otros.

Tal y como ocurre con el cabello y las uñas, la piel puede alterarse cuando algo no está del todo bien en el organismo. Si bien la mayoría de problemas cutáneos se pueden solucionar mediante la utilización de diferentes productos tópicos, en ocasiones esto no es suficiente, ya que la causa del problema podría ser a nivel interno.

¿Qué tiene que ver el intestino con la piel? En la búsqueda por solucionar los problemas de la piel casi siempre recurrimos a la utilización de jabones, cremas, geles, lociones o píldoras, entre otros productos que nos ofrece el mercado para mejorar su aspecto. Sin embargo, en muchos casos estos productos solo funcionan momentáneamente y la persona vuelve a tener problemas con su piel en cuestión de días. ¿Qué puede estar pasando?

Cuando parece no haber una solución para los problemas cutáneos, muchas personas no tienen en cuenta que la salud interna del organismo podría tener mucho que ver con el problema en la piel. Un cuerpo que acumula toxinas y que no funciona adecuadamente causa alteraciones en la piel como un síntoma y una señal de que algo no está del todo bien a nivel interno.

El intestino es uno de esos órganos ampliamente relacionado con la salud de la piel. Si bien el sistema intestinal afecta la salud cerebral, también hay recientes investigaciones que están examinando el eje intestino−piel y cómo la salud de la flora microbiana normal está asociada con la salud de la piel.

En recientes investigaciones se ha encontrado que el estrés y la inflamación intestinal pueden llegar a comprometer la función protectora de la epidermis, capa externa de la piel. Cuando algo así ocurre, la piel produce menos péptidos antimicrobianos y esto empeora el nivel de inflamación e infección en la piel. Además, si la flora intestinal se ve afectada, esto da pie a la liberación de la sustancia P, que es un neuropéptido que afecta las enfermedades de la piel.

Cada persona es diferente y no en todos los casos los problemas de la piel se deben a enfermedades intestinales. En este sentido, es muy importante consultar al médico y determinar si existe algún tipo de problema intestinal o si hay otra razón para los problemas en la piel.

Si efectivamente se están teniendo problemas intestinales, existen algunos remedios naturales que pueden ayudar a restablecer la conexión intestino−piel para mejorar su salud.

  • Caldo de hueso: Es delicioso y puede ayudarte a fortalecer tu sistema inmune. Además, aporta una cantidad de colágeno beneficiosa para la curación de la piel y el intestino.
  • Hortalizas fermentadas: El chucrut y el kimchi son grandes formas de proporcionarle a tu intestino probióticos para restablecer la flora intestinal.
  • Amargo sueco: Este tónico herbal tiene propiedades que contribuyen a la curación de infecciones crónicas; además, ayuda a equilibrar la producción en caso de bajo ácido estomacal.
  • Kéfir: Una de las mejores bebidas para tu intestino es el kéfir. Este producto lácteo fermentado es rico en probióticos, que podrían mejorar tu salud intestinal en muy poco tiempo.
  • Aceite de hígado de bacalao fermentado: Aunque algunas personas lo detestan por su desagradable olor, lo cierto es que este alimento es rico en vitaminas A, D y K2, que son claves para la curación de la piel. Este alimento contiene ácidos grasos omega3 y le aporta otros beneficios al organismo.
  • Aceite de coco: Con muchas aplicaciones en la salud y la belleza, el aceite de coco es otro buen aliado para el eje intestino−piel. Contiene agentes antimicrobianos naturales que pueden ayudar a mejorar la salud de la piel.
  • Hígado: Uno de los alimentos ricos en nutrientes biodisponibles es el hígado. Es rico en zinc, ácido pantoténico o vitaminas B5, todos beneficiosas para la piel. Eso sí, se debe comer con moderación ya que en exceso podría causar efectos secundarios.
Fuente: Entorno Inteligente (www.entornointeligente.com)

Te recomendamos nuestros mejores nódulos de kéfir