Tiempo de lectura: 2 minutos

Estos panecillos con verduras le darán a tu barbacoa el toque verde y caramelizado que necesita. Que no todo va a ser ponerse tibio a chorizos, salchichas y alitas.

Otra barbacoa es posible: una en la que no muramos amodorrados por la enorme cantidad de hamburguesas, muslos de pollo, salchichas y chorizos que nos metemos entre pecho y espalda. Ningún problema con todo eso, pero al final siempre me voy a casa con una sensación de hinchazón enorme (y olor a humo, pero esto último es parte de la diversión).

Para mí, una de las cosas más difíciles a la hora de montar una barbacoa (y esto lo digo desde mi no experiencia de niño de ciudad) es controlar los tiempos: encender el carbón, esperar a que se convierta en brasa y luego cocinar. Sin embargo, el otro día, mientras preparaba esta receta, descubrí que lo mejor es hacer las verduras al principio, ya que tardan bastante en quedar caramelizadas y después tienes que esperar un rato a que se enfríen. Por lo tanto, mi recomendación es que enciendas el carbón y, cuando empiece a tomar fuerza, pongas la parrilla con las berenjenas.

Claro que también está la opción de hacerlas en casa si no tienes oportunidad de hacer barbacoa o simplemente tienes el día gandul. En ese caso, lo mejor es usar una sartén a fuego medio-alto con un trozo de papel de hornear (para proteger la superficie de la sartén todo lo posible). De cualquier manera, es una receta que no te decepcionará y, aparte, te dará mucho juego, porque puedes añadirle maíz, pimiento o cebolla, todo preparado de la misma manera (al grill o a la plancha). Feliz asado.

Dificultad

Media, pero por el rollo que es a veces conseguir un buen fuego de barbacoa.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 4 berenjenas pequeñas
  • Un pepino pequeño
  • 125 g de kéfir
  • Un limón
  • Perejil fresco
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Una cucharadita de comino molido (opcional)
  • 4 panes naan (si no encuentras, tortillas de trigo como para burritos te harán la misma función)

Preparación

  1. Preparar las brasas de la barbacoa y esperar a que empiece a subir la temperatura. Colocar las berenjenas directamente en la rejilla y cocinarlas por todos los lados hasta que estén blandas y la piel empiece a romperse.
  2. Pasarlas a un bol, cubrirlo con film agujereado en el medio y esperar a que se atemperen un poco. Pelarlas, quitarles las pepitas y reservar la pulpa.
  3. Salpimentar bien la berenjena y añadir el comino (opcional) junto con un chorreón de aceite de oliva virgen extra.
  4. Con el pelador, sacar tiras de pepino y exprimir el zumo de limón directamente encima. Remover.
  5. Tostar ligeramente el naan en la parrilla. Si se quiere, se puede untar con un poco de mantequilla y ajo para darle más sabor.
  6. Montar el naan poniendo primero la pulpa, después el kéfir encima, el pepino alrededor y, por último, un poco de perejil para decorar y refrescar el plato.
Fuente: El Comidista (https://elcomidista.elpais.com)

Te recomendamos nuestros nódulos de kéfir