Tiempo de lectura: 2 minutos.

Procedente de la cocina internacional, esta receta de pavo en salsa de Kéfir es deliciosa y llena de nutrientes saludables. Descubre los pasos de su receta fácil

La receta de pavo en salsa de Kéfir es una opción excelente para una comida o cena ligera. Se puede acompañar con un mix de lechugas con tomates cherry y un puré al estilo irlanés lleno de sabor. Es un completo plato no solo por su sabor, sino por sus propiedades nutricionales. Para quienes no deseen tomar grasa procedente de la carne, se dice que el pavo es la carne más magra, la que menos grasa nos aporta; sobre todo si es pechuga de pavo.

El lugar de origen del kéfir aun no se asegura, sin embargo, se le ubica entre Turquía, Bulgaria y Asia central. Se cree que se consume desde antes del inicio de la agricultura. Esta leche fermetada tiene la propiedad de eliminar de bacterias dañinas de los intestinos; también ejerce una función desintoxicante. No menos importante es que provee de calcio y vitamina B a nuestro organismo.

El pavo, por su parte, tiene proteínas de alto valor biológico. Contiene todos los aminoácidos esenciales necesarios para desarrollar y reestructurar los tejidos. La poca grasa y colesterol de la carne del pavo la convierte en la más buscada en regímenes dietéticos. Posee alto contenido de agua y pocas calorías.

Ingredientes:

  • 4 filetes de pavo.
  • Eneldo fresco.
  • Romero fresco.
  • Aceite de Oliva.
  • 1 vasito de Kéfir de leche.
  • Mostaza.
  • Sal.
  • Pimienta.

Para la guarnición:

  • 4 patatas grandes.
  • 2 cebolletas.
  • 5 cucharadas de mantequilla.
  • 100 ml de leche.
  • 16 tomates cherry.
  • Lechuga romana.
  • Rúgula.
  • Lechuga rizada.

Cómo preparar el pavo en salsa de Kéfir:

Receta de pavo en salsa de Kéfir

  1. Sazonar con sal, pimienta, aceite, eneldo y romero los filetes de pavo y dejar macerar durante un par de horas.
  2. En una sartén caliente, agregar aceite y sellar por ambos lados los filetes de pavo.
  3. En un bol, colocar el Kéfir de leche, una cucharada de mostaza, sal, pimienta y mezclar. Calentar y servir sobre los filetes.
  4. Lavar las patatas, cortar en mitades y cocer con un poco de sal hasta que ablanden. Enfriar, pelar y triturar de manera gruesa con un tenedor
  5. Picar las cebolletas finamente.
  6. Llevar a ebullición la leche en una cacerola con las cebolletas y la mantequilla.
  7. Combinar la infusión de leche, cebolleta y mantequilla al puré de patatas mezclando bien.
  8. Lavar las diferentes lechugas, cortar y servir con los tomates cherry en mitades. Aderezar con una vinagreta de miel y mostaza sencilla.
  9. Poner el conjunto a punto de sal.

Para lograr una presentación atractiva, servir el pavo en salsa de kéfir de leche con el puré y el mix de lechugas. Este plato es ligero y tiene la combinación de vegetales, proteínas y carbohidratos para una cena perfecta. Pruébalo. Tus comensales se sentirán sorprendidos.

Fuente: OK Diario (https://okdiario.com)

Te recomendamos nuestros nódulos de kéfir