Tiempo de lectura: 2 minutos.

Cada uno quien ha leído el clásico ruso Nikolái Gogol, recuerda como uno de los personajes de su obra “Veladas en un caserío de Dikanka” se comió los vareniki con crema agria que andaban volando a su boca. Aun los tradicionales vareniki ucranianos no tienen tales capacidades sobrenaturales, sin embargo, su sabor os hará pensar en la magia de la gastronomía ucraniana.

Muy a menudo los vareniki ucranianos se comparan con los pelmeni rusos y raviolis italianos. Pero la principal diferencia consiste en la masa que se usa. Los tradicionales ucranianos no pueden ser de vigilia, ya que siempre se añade el kéfir y los huevos.

¿Qué representa un varenik? El mismo Nikolái Gógol escribió que en los caseríos solían hacer los vereniki de tamaño de un sombrero. Claro que es una hipérbole. El varenik clásico es de 10 cm, y a diferencia de pelmeni y ravioli tiene la forma de media luna.

Se puede utilizar el distinto relleno. Pueden ser las patatas, repollo, carnes, tocino, queso salado y dulce, calabazas, guindas, entre otros. El relleno se lo envuelve en la masa y se los hierven a eso de cinco minutos. Sirven con crema agria.

Pese a ser el plato más típico ucraniano, es muy conocido por todo el mundo. En homenaje al sabor extraordinario y impecable de los vareniki, han instalado los monumentos al verenik en distintos partes del globo terráqueo. En particular, tales monumentos están en Canadá y Rusia.

Ingredientes

  • Kéfir de leche 1 vaso.
  • Sal 1 cucharilla.
  • Harina 5 vaso.
  • Chucrut 400 gr.
  • Aceite de girasol 45 ml.
  • Soda 0.5 cucharilla.
  • Cebolla 3 piezas.
  • Pimienta negra molida 0.5 cucharilla.

Preparación

  1. Pela y corta la cebolla en cubitos.
  2. En el sartén con aceite vegetal dora la cebolla.
  3. Corta el chucrut lo más fino posible y fríe en el aceite vegetal.
  4. Mezcla el repollo con la tercera parte de la cebolla frita. Deje que se enfríe.
  5. Mezcla la sal, la soda, el kéfir. Remueve bien.
  6. Agrega la harina, ve removiéndolo escrupulosamente.
  7. Amasa la masa en un lugar plano.
  8. La masa no debe pegarse a las manos. Debe ser dura.
  9. Divide la masa por la mitad y separa la mitad por unos minutos. Forma un rollo y corta pequeños pedazos.
  10. Estira pequeños trozos con palo de amasar.
  11. Coloca el relleno en el centro para que haya un borde de masa rodeando al relleno. Pega los bordes.
  12. Hierve durante 3 o 4 minutos en el agua salada.
  13. Los vareniki listos adereza con la cebolla frita que ha quedado.
Fuente: Ukraine Food (https://ukrainefood.info)

Te recomendamos nuestros nódulos de kéfir