Tiempo de lectura: 2 minutos.

Los Rectángulos de Chocolate y Coco de Erlenbacher y la fruta exótica son los protagonistas de la nueva receta de la empresa, «una opción muy acertada para todos los restauradores que quieren sorprender a sus huéspedes con una buena porción de sensación de verano», han asegurado desde la empresa experta en pastelería.

Frutas exóticas y trozos de tarta “suaves y esponjosos” se dan una cita este verano. Con este objetivo, los pasteleros de Erlenbacher presenta el Cake Bowl Caribeño, “un postre creativo que encaja perfectamente con esta época del año”, han afirmado desde la empresa alemana especializada en pastelería.

Esta sencilla receta fusiona los Rectángulos de Chocolate y Coco de Erlenbacher con fruta fresca, como el coco, piña, papaya y mango, y que “aportan el típico e inconfundible placer exótico”. Todo ello se mezcla en un bol, una tendencia gastronómica de moda, que se convertirá en “una opción muy acertada para todos los restauradores que quieren sorprender a sus huéspedes con una buena porción de sensación de verano”.

Receta de esta degustación veraniega

Ingredientes (para unas 12 personas):

Para las perlas de mango y tapioca:

  • 250 g de perlas de tapioca.
  • 500 ml de sirope de mango.
  • 2 vainas de vainilla.
  • 1 haba de tonka.

Para la expuma de kefir y coco:

Para las frutas marinadas:

  • 4 mangos.
  • 2 piñas.
  • 2 papayas.
  • 2 cocos.
  • 250 ml de azúcar de caña líquido con raspadura de limón (de dos limones).

Acabado: láminas finas de coco (cortadas de un coco fresco)

Preparación:

Para la espuma de kefir y coco:

Mezclar el kefir con la leche de coco y endulzar a gusto con el jarabe de arce. A continuación introducir en un sifón de cocina de 1 litro y cargar con dos cápsulas. Agitar bien y reservar en frío durante 2 a 3 horas.

Para las frutas marinadas:

Retirar la cáscara del mango, piña, papaya y coco,  así como apartar las semillas de la papaya y el hueso de mango. Después de estos pasos, cortar en dados de unos 4 cm la fruta. Marinar estas porciones en el azúcar de caña líquido con raspadura de limón.

Para las perlas de mango y tapioca:

Raspar las vainas de vainilla y rallar finamente el haba de tonka, mezclar a continuación con el sirope de mango. Preparar las perlas de tapioca según las instrucciones en el envase. Dejar enfriar y después marinar de 1 a 2 horas en el preparado de sirope de mango.

Erlenbacher, además, recuerda que todos sus pasteles y tartas premium prescinden “totalmente” de aditivos que deben ser declarados y de aromas artificiales, colorantes y grasas o aceites hidrogenados.

Fuente: Sweet Press (www.sweetpress.com)

Te recomendamos nuestros nódulos de kéfir