Tiempo de lectura: < 1 minuto.

Con el té kombucha integrarás probióticos en los batidos. El kombucha era también llamado “elixir de larga vida“. Es una bebida elaborada con té verde azucarado fermentado por una colonia de levaduras (Saccharomyces), bacterias (Acetobacter) y falsas levaduras (Mycoderma vini), lo que habitualmente se conoce como “el hongo”.

El azúcar que en un principio contiene el té es utilizado por la colonia de microorganismos para su metabolismo y para producir la fermentación (más concretamente se trata de lactofermentación), por lo que el producto final que llega hasta nosotros no contiene azúcar. Es una base excepcional para hacer un batido, sustituyendo al agua y por lo tanto enriqueciéndolo con sus virtudes para la salud intestinal y de nuestro organismo en general.

Ingredientes para el Smoothie de té kombucha y cereza

  • 1 y 1/2 tazas de Té de kombucha ( 360 ml ).
  • 1 taza melocotones ( 125 g ) troceados y congelados.
  • 1 puñado pistachos crudos al gusto.
  • 1 cucharada sirope de agave.
  • 1 cucharadita cardamomo molido.
  • 1 plátano pelado.
  • 1 taza cerezas congeladas ( 140 g ).

Preparación del Smoothie de té kombucha y cereza

  1. Colocar todos los ingredientes en la jarra de la batidora en el orden indicado y cerrar la tapa.
  2. Seleccionar velocidad 1.
  3. Encender la máquina y lentamente incrementar hasta alcanzar máxima velocidad.
  4. Batir durante 1 minuto o hasta conseguir la textura deseada.

Notas

  • Añadir frutos secos al smoothie es una buena forma de incorporar fibra, proteína y grasas saludables manteniéndote saciado por más tiempo.
Fuente: Conasi (www.conasi.eu)

Te recomendamos nuestros nódulos de kéfir