Tiempo de lectura: 2 minutos

Si quieres quitarte unos kilos de más no hace falta que continúes leyendo, pero si lo que buscas es una ayuda extra para sentirte más ligera y para que tu organismo trabaje mejor, incluye en la bolsa de la compra alimentos que contribuyan a deshacerte de las toxinas y que te aporten más energía.

¿Superalimentos con superpoderes? En el mundo de la ficción todo es posible, solo hay que ponerse una capa de héroe, pero en el nuestro los milagros no existen, o al menos no en lo que a nutrición se refiere. Como subraya Beatriz Núñez, nutricionista de Spirit Skinbar, “contrariamente a lo que prometen algunos anuncios, con una terapia détox no se pierde peso porque, entre otras cosas, ese no es su objetivo. Afirmar lo contrario es caer en publicidad engañosa. Si se realiza adecuadamente y sin variar la proporción de macronutrientes que se deben ingerir diariamente a través de la alimentación, no se observarán pérdidas de peso significativas. En algunos casos, se podrá apreciar una disminución de volumen, pero nunca de grasa”.

Sentadas ya las bases de lo que estamos hablando –para que nadie se llame a engaño– cuando nos referimos a alimentos détox, vamos al grano. Reunimos siete productos que debes fichar para depurar tu organismo y resetearlo, aunque ten en cuenta que son todos los que están pero no están todos los que son. Y, bueno, posiblemente nadie los calificaría como los más sabrosos del mundo, pero quien algo quiere algo le cuesta.

  • Frutas y verduras ricas en antioxidantes. Los encuentras, principalmente, en los cítricos, en la granada y en las verduras de hoja verde, como rúcula, canónigos, acelgas…
  • Achicoria, endivias, escarola y rábano. Tienen lo que se conoce como efecto colerético, que activa la función de la bilis y favorece la función hepática.
  • Alcachofa. Este alimento merece un apartado para él solo. “Las sustancias amargas (cynarin) contenidas en él estimulan los procesos digestivos y metabólicos y activan la función del páncreas, de la vesícula biliar y del hígado. Está considerado uno de los mejores drenantes hepáticos y favorece también la reducción del colesterol”, señala la experta en nutracéutica Inmaculada Canterla.
  • Calabacín. Esta hortaliza está repleta de mucílagos, un tipo de fibra que desinflama las mucosas del aparato digestivo, cosa muy de agradecer.
  • Perejil. Acuérdate de Karlos Arguiñano y conviértelo en el condimento omnipresente de tus platos, porque se le atribuye la capacidad de minimizar la absorción de los metales pesados presentes en algunos alimentos.
  • Fermentados. La kombucha, el kéfir y el kimchi han dejado de ser productos exóticos para convertirse en productos de moda. Aunque a ti no te vayan las tendencias, iníciate en esta, porque son antiinflamatorios, tienen efectos probióticos y mantendrán tu microbiota intestinal en perfecto estado.
  • Té verde. Esta infusión, tal y como explica Canterla, “aumenta la termogénesis y la quema de grasas. Contiene aproximadamente el 7% de cafeína, que es un excelente diurético y posee un marcado efecto lipolítico”.

Y, dicho esto, sentimos darte la matraca con algo que habrás oído más de una vez, pero –vaya por delante– no nos vamos a cansar de repetir: si quieres resetear tu cuerpo, de nada servirá que sigas a rajatabla esta lista si no dices adiós al alcohol, al café, al azúcar refinado, a la sal y a las grasas. Ya lo sabes.

Fuente: Mujer Hoy (www.mujerhoy.com)

Te recomendamos nuestros nódulos de kéfir