Tiempo de lectura: 3 minutos.

Los calabacines están en temporada, así que hoy vengo con unas deliciosas y sencillas tortitas o buñuelos de calabacín y boniato que seguro te van a encantar. Además, para hacerlas todavía más irresistibles, las he acompañado por una sencilla salsa de kéfir con miel y limón que las complementan a la perfección.

Estas tortitas saladas de calabacín y boniato son ideales para servir como guarnición con cualquier plato de carne o pescado, pero también son un delicioso aperitivo o primer plato si lo complementamos con una ensalada. Lo mejor de todo es que es un plato que nos saldrá super barato, pues el calabacín está ahora en temporada. Así que no te quedes sin probar las mejores recetas con calabacín.

Esta salsa de kéfir es muy fácil de preparar y combina muy bien con cualquier tipo de verduras e incluso con carnes y pescados. El toque de miel y limón la hace deliciosa y su textura es perfecta para aliñar todo tipo de ensaladas.

Si nunca has probado el kéfir, tiene un sabor bastante parecido al yogur natural, aunque un poco más fuerte, por lo que si no consigues encontrarlo, puedes usar yogur sin azúcar en su lugar. Existen dos tipos kéfir el de agua y el de leche, este último, también conocido como leche kefirada, es el que vamos a utilizar.

Receta de Tortitas o buñuelos salados de calabacín y boniato con salsa de kéfir

Receta muy fácil de buñuelos o tortitas de calabacín y boniato con salsa ligera de kéfir. Una receta muy fácil, barata y saludable de aperitivo o guarnición ¡te encantará!

  • Raciones: 10 unidades
  • Tiempo de preparación: 15 min
  • Tiempo de cocción: 15 min
  • Tiempo de reposo: 40 min
  • Tiempo total: 1 h 10 min
  • Plato: Acompañamiento, Aperitivo
  • Cocina: Mediterránea

Ingredientes

Para las tortitas o buñuelos de calabacín y boniato

  • 1 calabacín grande.
  • 1 boniato grande.
  • 1 cdita ajo en polvo.
  • 1 cdita cebolla en polvo.
  • Sal.
  • Pimienta recién molida.
  • 2 huevos.
  • Aceite de oliva.
  • ⅓ taza harina.

Para la salsa de kéfir

  • 200 g kéfir de leche.
  • ½ cdita ajo en polvo.
  • 3 cdas zumo de limón.
  • 2 cdas aceite de oliva.
  • Sal.
  • Pimienta recién molida.
  • 1 cda miel.

Tortitas o buñuelos de calabacín y boniato con salsa de kéfir

Cómo hacer tortitas o buñuelos de calabacín y boniato

  1. En primer lugar limpiamos y secamos el calabacín; le quitamos las puntas. Pelamos el boniato y rallamos el calabacín y el boniato con un rallador grueso, ya que buscamos que las verduras queden visibles aunque estén ralladas.
  2. Ponemos las verduras ralladas en un colador y sazonamos con abundante sal, mezclamos bien con las manos y apretamos un poco las ralladuras para que empiecen a soltar agua.
  3. Colocamos el fregadero o sobre un cuenco o bandeja y lo dejamos reposar un mínimo de 40 minutos a temperatura ambiente. Poco a poco las verduras irán soltando bastante cantidad de agua.
  4. Aprovecharemos el tiempo de reposo de las verduras para preparar la salsa de kéfir. Te dejo la elaboración paso a paso un poco más abajo.
  5. Pasado el tiempo de reposo, con la ayuda de nuestras manos, escurrimos muy bien toda la verdura, presionando para eliminar todo el agua que podamos. Este paso es muy importante para que las tortitas nos queden perfectas y ligeramente crujientes por fuera, así que tómate el tiempo que necesites para hacerlo. Si no las escurrimos correctamente, las tortitas nos quedarán húmedas y se desharán durante la cocción.
  6. En un cuenco grande vamos poniendo la verdura bien escurrida, la harina, los huevos, el ajo y la cebolla en polvo y pimienta recién molida al gusto. Pondremos solo una pizca de sal, puesto que ya habíamos incorporado bastante para que la verdura soltara el agua. Mezclamos bien con la ayuda de una cuchara.
  7. Calentamos una sartén o plancha con un chorrito de aceite de oliva agregamos un par de cucharadas de la mezcla, dándole la forma y tamaño deseado a las tortitas.
  8. Cocinaremos a fuego medio bajo entre 4 y 6 minutos por cada lado, dependiendo del tamaño de las tortitas, hasta que estén doradas y ligeramente crujientes por fuera. Intenta darles la vuelta una sola vez, así evitaremos que se rompan. Es importante usar una sartén o plancha antiadherente para que no se nos rompan y no poner el fuego demasiado alto, ya que se nos dorarían demasiado rápido y no se cocinarían por dentro.

Cómo hacer salsa de kéfir

  1. En un cuenco colocamos el kéfir, el ajo en polvo, una pizca de sal, el zumo de limón, el aceite de oliva, pimienta recién molida al gusto y una cucharada de miel. Mezclamos muy bien con una cuchara y lo probamos para asegurarnos de que está sazonado a nuestro gusto.
  2. Una vez lista, dejaremos la salsa de kéfir en la nevera hasta el momento de servir las tortitas.

Presentación del plato

  1. Servimos las tortitas calientes o templadas con la salsa de kéfir por encima.
Fuente: Antojo en tu cocina (www.antojoentucocina.com)

Te recomendamos nuestros nódulos de kéfir